Detección del Cáncer Cérvicouterino

La American Cancer Society (Sociedad Americana del Cáncer; ACS, por sus siglas en inglés) y el American College of Obstetricians and Gynecologists (Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos; COG, por sus siglas en inglés) sostienen que:

  • Las mujeres deben someterse a una prueba de detección de cáncer cérvicouterino aproximadamente tres años después de haber comenzado a mantener relaciones sexuales. Las mujeres deberían comenzar a hacerse pruebas de detección a los 21 años.
  • Las mujeres deberían someterse a una prueba de Papanicolaou anual de rutina. Como alternativa, la nueva prueba de Papanicolaou de base líquida puede utilizarse anualmente o cada 2 años. A partir de los 30 años, todas las mujeres deben someterse a una prueba de detección de citología del cuello uterino (cáncer) al menos cada dos años.
  • A partir de los 30 años, algunas mujeres que se han sometido a 3 pruebas de Papanicolaou consecutivas y han obtenido resultados normales no necesitan hacerse una prueba de Papanicolaou cada año. Puede someterse a la prueba cada 2 ó 3 años. Hable con su médico acerca del programa de detección que sea más apropiado para usted (¡y siga el programa recomendado!) Si bien las mujeres que obtienen resultados normales no necesitan hacerse una prueba de detección todos los años, deben concurrir al consultorio médico anualmente para un examen de rutina, incluyendo un examen ginecológico.
  • Según la ACS, a partir de los 70 años las mujeres que se han sometido a 3 pruebas de Papanicolaou consecutivas obteniendo resultados normales y no han obtenido ningún resultado anormal en los últimos 10 años no necesitan volver a hacerse una prueba de Papanicolaou. Puesto que no se ha realizado mucha investigación sobre el riesgo que tienen las mujeres mayores de contraer cáncer cérvicouterino, la ACOG recomienda que las mujeres mayores de 70 años continúen haciéndose una prueba de Papanicolaou cada 2 ó 3 años. Hable con su médico para decidir cuál es el plan más apropiado para usted.

¿Qué es lo nuevo en detección del cáncer cérvicouterino?

Prueba de Papanicolaou de base líquida

La citología de base líquida constituye una nueva manera de procesar los resultados de una prueba de Papanicolaou. En lugar de extender la muestra sobre un portaobjeto de vidrio, las células se colocan en líquido en un recipiente pequeño. Luego se extiende parte del líquido sobre un portaobjeto y se le examina con el microscopio.

La investigación ha demostrado que las pruebas de Papanicolaou de base líquida pueden ser más precisas que la forma convencional de preparación de los portaobjetos porque al separar la sangre y las secreciones, las células son más fáciles de ver. La prueba de Papanicolaou de base líquida es un poco más costosa y no todas las clínicas ofrecen esta opción. Algunas clínicas utilizan el método de base líquida solamente.

La American Cancer Society y el American College of Obstetricians and Gynecology sostienen que tanto el método convencional como la citología de base líquida constituyen eficaces opciones de detección del cáncer. Lo importante es realizarse las pruebas.

Para mujeres a partir de los 30 años…

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) ha aprobado recientemente una nueva forma para detectar cáncer cérvicouterino en mujeres a partir de los 30 años. La ACS y el ACOG sostienen que esta prueba combinada constituye una opción razonable para detectar cáncer en mujeres de más de 30 años. La nueva prueba combina una prueba para la detección del VPH aprobada por la FDA con una prueba de Papanicolaou. Ambas pruebas ayudan al médico que trata a una mujer a identificar el VPH que causa cáncer o el VPH de alto riesgo, al igual que a detectar cambios precancerosos en las células. Esta combinación de la prueba de Papanicolaou con la prueba de detección del VPH no es imprescindible. Las mujeres en este grupo etario también pueden optar por hacerse una prueba de Papanicolaou sin la prueba de detección del VPH.

Si la nueva prueba del VPH se realiza junto con una prueba de detección de Papanicolaou, los resultados corresponderán a alguna de las siguientes categorías:

  • Si el resultado de las pruebas de Papanicolaou y VPH es negativo (normal), usted no tendrá que realizarse otra prueba por 3 años.
  • Si el resultado de la prueba de Papanicolaou es negativo (normal) y el resultado de la prueba de VPH es positivo, repita la prueba de VPH y la prueba de Papanicolaou 6 a 12 meses más tarde.
  • Si el resultado de ambas pruebas es positivo, hable con su médico respecto a qué pasos seguir.

Para mujeres menores de 30 años…

Las mujeres menores de 30 años no deberían realizarse esta prueba combinada. Las pruebas de detección del VPH no son útiles para este grupo etario. Sin embargo, las pruebas de Papanicolaou son muy importantes en esta etapa de la vida. Las mujeres jóvenes tienen infecciones por VPH con mayor frecuencia (que tienden a ser temporarias) y cambian más a menudo de pareja sexual. Durante estos años, en los que las infecciones por VPH y las anormalidades en las pruebas de Papanicolaou son frecuentes, se recomienda que las mujeres se sometan periódicamente a una prueba de detección (cada 1 ó 2 años según el tipo de prueba de Papanicolaou). Afortunadamente, en las mujeres jóvenes, la mayoría de las infecciones por VPH y anormalidades en las pruebas de Papanicolaou desaparece por sí sola antes de que la infección cause un cambio celular o presente síntomas.

Independientemente del tipo de prueba por el que opte, lo más importante es someterse a una prueba. Todas las muertes por cáncer cérvicouterino son una tragedia, y la mayoría de estas muertes puede evitarse con las pruebas de detección.

¿Por qué debo someterme a una prueba de detección de cáncer cérvicouterino?

Una mujer que está muriendo a causa del cáncer cérvicouterino dijo recientemente: “Simplemente no lo comprendí …Ojalá hubiera sabido más al respecto”. Con más de 100,000 casos de cáncer cérvicouterino por año en los Estados Unidos, es evidente que su caso no es único. Todas las muertes por cáncer cérvicouterino son una tragedia, una tragedia que se torna aún más dramática por el hecho de que la mayoría de los casos es evitable. La prueba de Papanicolaou es sorprendente puesto que ayuda a detectar los cambios antes de que se presente el cáncer. La prueba de Papanicolaou combate de forma efectiva lo que solía ser la causa de muerte por cáncer número uno entre las mujeres.

Quizás usted no conoce a nadie que haya tenido cáncer cérvicouterino. Esto no significa que la enfermedad haya desaparecido: el virus (VPH) que causa el cáncer sigue siendo sumamente frecuente. Las pruebas de detección regulares pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Spotlight

Women Magazine released a special report on ovarian cancer, featuring Q&A’s with three expert SGO surgeons and important facts about the disease.

Awareness

This year’s GCAM awareness is focused on the important link between obesity and endometrial cancer. Check out the new toolkit to learn more.

Research

The Foundation for Women’s Cancer is pleased to share its 2014-2015 Research Grants and Awards booklet. The booklet describes the prizes and the application process. Prize applications are due on October 8, 2014.

Education

The Gynecologic Cancer Global Health Forum will be Saturday, Sept. 6, 2014 in D.C.. For more information on educational events and courses, click here.