Lo Que Puede Hacer

¿Qué Puede Hacer si Usted Está en Riesgo de Desarrollar el Cáncer de Cérvix?

Si usted tiene los factores de riesgo para desarrollar el cáncer de cérvix, lo mejor que puede hacer es tratar de evitar la mayor parte de riesgos posibles, y hacerse la prueba del Pap regularmente. A continuación se presentan maneras de cómo reducir sus riesgos:

  • Hacerse una prueba del Pap regularmente. Esta es la mejor manera de disminuir su riesgo de desarrollar el cáncer de cérvix. Esta prueba detecta una infección del VPH y cambios celulares precancerosos. El tratamiento a tiempo de estos cambios celulares pueden ayudarle a prevenir un cáncer cervical invasor. El cáncer de cérvix se puede prevenir con pruebas de detección rutinarias. ¿Qué significan las pruebas de detección rutinarias? La Sociedad Americana del Cáncer sugiere que las mujeres comiencen a hacerse una prueba del Pap en cuanto comienzan a tener relaciones sexuales o por lo menos dentro de los primeros 3 años de haber comenzado a tener relaciones sexuales. Además, los expertos sugieren que las mujeres se comiencen a hacer la prueba del Pap al cumplir los 18 y a más tardar a los 21 años, aunque no hayan tenido relaciones sexuales. Es posible que usted tenga que hacerse la prueba más frecuentemente en cualquiera de los siguientes casos: 1) ya ha tenido cáncer cervical. 2) ha tenido una prueba del Pap positiva, lo cual indica que hay células anormales en el cérvix. 3) Su sistema inmunológico está débil. Ninguna mujer debería morirse de cáncer de cérvix. Si usted no se ha hecho una prueba del Pap este año, llame a su médico hoy mismo y haga una cita. Si usted no se somete a un examen ginecológico regularmente, está perdiendo la oportunidad de obtener un diagnóstico a tiempo. En los últimos 50 años, el uso rutinario de la prueba del Pap para detectar el cáncer de cérvix ha disminuido el número de muertes relacionadas con el cáncer por un 74%.1
  • Hablar con su médico acerca de la vacuna del VPH. En Junio del 2006, la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, siglas en inglés) aprobó una vacuna llamada Gardasil®. Esta vacuna protege en contra de los tipos 16 y 18 del VPH, los cuales causan el 70% de todos los casos de cáncer cervical. La vacuna se puede administrar en niñas y mujeres entre los 9 y 26 años de edad. Se ha demostrado en estudios clínicos amplios que esta vacuna, administrada 3 veces en un período de 6 meses, protege a las mujeres en contra de lesiones precancerosas del cérvix, la vulva y la vagina, causadas por estos tipos del VPH. Usted puede prevenir el cáncer cervical recibiendo la vacuna en contra del VPH a tiempo, haciéndose la prueba del Pap regularmente y haciéndose una prueba del VPH cuando sea recomendado.
  • Pasos para prevenir una infección del VPH durante las relaciones sexuales.El VPH es el factor de riesgo principal para desarrollar el cáncer de cérvix. La única manera de prevenir completamente una infección del VPH es no teniendo relaciones sexuales. Si decide tener relaciones sexuales, usted puede disminuir su probabilidad de contraer el virus teniendo relaciones sólo con un compañero, quien sólo tiene relaciones con usted. Si no se encuentra en una relación monógama de este tipo, usted puede disminuir su riesgo limitando el número de compañeros con quien tiene relaciones, y escogiendo solamente a compañeros que también limitan el número de compañeras.
  • Usar un condón cuando tenga relaciones sexuales. Esto la protege en contra del VPH, VIH y otras enfermedades transmitidas sexualmente, que podrían incrementar su riesgo de desarrollar el cáncer de cérvix. Además de la vacunación y las pruebas de detección rutinarias, el uso constante de condones ha demostrado disminuir el riesgo de una infección del VPH del cérvix, la vagina y la vulva. En un estudio reciente se investigaron a más de 80 mujeres estudiantes universitarias. 2 Cada una de ellas declaró que había tenido relaciones sexuales por primera vez ya sea en el transcurso del estudio o dentro de las 2 semanas previas a la matriculación. La incidencia de una infección del VPH disminuyó dramáticamente con el uso constante de condones. No se encontraron lesiones precancerosas en las mujeres que declararon que usaron un condón todo el tiempo. Comparado con 14 nuevas lesiones que se encontraron en mujeres que usaron condones ocasionalmente o nunca los usaron. Si usted fuma cigarrillos, elabore un plan para dejar de fumar. Su médico puede ayudarle a elaborar un plan adecuado. Usted disminuirá dramáticamente su riesgo de desarrollar muchos otros cánceres al dejar de fumar, incluyendo cánceres de la vejiga, el páncreas, la laringe, los pulmones, la boca, el esófago, la faringe y el riñón.
  • Comer frutas y verduras todos los días. Aún no se comprende como la nutrición ayuda a disminuir los factores de riesgo del cáncer de cérvix. No obstante, en una revisión de investigación reciente de 33 estudios acerca de la nutrición y el cáncer, 3 algunos de los estudios demostraron que las frutas, vegetales, vitaminas C y E, beta y alfa-caroteno, licopeno, luteína/zeaxantina y criptoxantina podrían tener un efecto protector.
  • Si tiene sobrepeso, pierda de peso. El sobrepeso aumenta su riesgo de desarrollar el cáncer de cérvix. Perder de peso podría disminuir sus riesgos de desarrollar la enfermedad por varias razones. Un estudio demostró que las mujeres obesas o con sobrepeso podrían retrasar sus pruebas de detección. 4 Otros estudios demostraron que si usted desarrolla cáncer, es más fácil tratarlo si no tiene sobrepeso. Esto sucede porque las personas obesas tienen mayores complicaciones tras una operación o radiación. Además, es más difícil que los médicos determinen una dosis apropiada de quimioterapia para este tipo de personas. 5 Para perder peso, haga más ejercicio y lleve una dieta saludable y balanceada.

Referencias:

1. Sociedad Americana del Cáncer. Guía Detallada: Cáncer de Cérvix. ¿Cuáles son las Estadísticas Principales Sobre el Cáncer de Cérvix? Disponible en:www.cancer.org/docroot/cri/cri_2x.asp.

2. Estado del Estado de Cánceres Ginecológicos 2006: Cuarto Reporte Anual para Mujeres por la Fundación de Cáncer Ginecológico.

3. Garcia-Closas R, Castellsague X, Bosch X, Gonzalez CA. El papel de una dieta y buena nutrición en carcinogénesis cervical: un repaso de descubrimientos recientes. Int J Cáncer 2005 Nov. 20; 117(4):629-37

4. Wee CC, Phillips RS, McCarthy EP, Pruebas de detección de cáncer cervical y el índice Metabólico Corporal (BMI, siglas en inglés) entre mujeres blancas, afro-americanas, e hispanas en los Estados Unidos. Obes Re. 2005 Jul.; 13(7):1275-80.

5. Modesitt SC, van Nagell JR Jr. El impacto de la obesidad sobre la incidencia y tratamiento de cánceres ginecológicos: un repaso. Obstret Gynecol Surv2005 Oct.; 60(10):683-92.

Spotlight

Hear from Dr. Anil Sood, the Foundation’s Research Chairman, and Carol Brown, 2014 SGO Program Chair, about research of interest to women and the public presented at the 2014 SGO Annual Meeting on Women’s Cancer. Watch the video

Awareness

A new SGO Clinical Practice Statement states women diagnosed with epithelial ovarian, tubal, and peritoneal cancers should be considered for genetic counseling and testing, even in the absence of a family history.

Education

The next Gynecologic Cancer Survivors Course Friday, May 2, 2014 in Long Island, NY. For more information on courses, click here.